Slow Beauty
Belleza

Slow Beauty: 5 aspectos que te enamorarán de esta nueva filosofía.

El Slow Beauty ha llegado para quedarse.

En nuestro nuevo post te contamos sobre: Slow Beauty, 5 aspectos que te enamorarán de esta filosofía.

El Slow Beauty está de moda y desde Cowedding BCN creemos firmemente que es una filosofía que vale la pena seguir. Nos enamoró desde el principio y está muy alineada con nuestros valores. Vamos a aclararte en qué consiste y de qué manera puedes empezar a disfrutarla tú también.

¿Quieres conocer los 5 aspectos que te enamorarán de esta nueva filosofía?

1. ¿Qué es el slow beauty?

El Slow Beauty es un movimiento que defiende un autocuidado mucho más consciente. Al igual que otras corrientes relacionadas con la moda o la alimentación (slow fashion o slow food), el slow beauty nos invita a disfrutar del mundo de la belleza de manera responsable y respetuosa con el medio ambiente. Además, nos ayuda a disfrutar del momento, ya que nos explica la importancia de tomarse las cosas con más calma y disfrutar del aquí y el ahora.

2. ¿Qué beneficios tiene?

El Slow Beauty tiene muchos beneficios, tanto para la salud y el autoestima como para el planeta:

  • Ayuda a practicar el mindfulness, concentrándonos única y exclusivamente en disfrutar de nuestro momento de cuidado personal.
  • Facilita nuestra rutina diaria, ya que simplifica y reduce a la mínima expresión la cantidad de cosméticos a utilizar.
  • Nos abre un abanico de nuevas posibilidades, ya que nos descubre otra manera de consumir mucho más consciente y respetuosa con el planeta.
  • Impacta positivamente en las nuevas generaciones, tanto por su sencillez como por sus valores y principios.
  • Reduce el uso de materiales plásticos y de un solo uso, por lo tanto nos ayuda a cuidar nuestro planeta.

3. ¿Qué marcas siguen esta filosofía?

Cada vez existen más firmas de cosmética que han decidido unirse a esta corriente. La gran mayoría tienen en común las siguientes características:

  • Cruelty free: no experimentan con animales ni comercializan sus productos en ningún país que esté a favor de la experimentación con animales.
  • Veganas: no utilizan ningún producto o ingrediente de procedencia animal.
  • Biodegradables o zero waste: sus envases son respetuosos con el medio ambiente. Evitan el uso de plásticos en la medida de lo posible y utilizan otro materiales (cartón, bambú, aluminio,…). Muchas marcas producen cosmética sólida (champús, jabones, desodorantes, perfumes, pasta de dientes,…) precisamente por este motivo.
  • Reutilizables o reciclables: en muchos casos, sus cosméticos son recargables. Así el consumidor puede reutilizar el envase, ahorrar dinero y contaminar menos.
  • Naturales: si te gusta la cosmética que utiliza ingredientes naturales, encontrarás cada vez más alternativas interesantes. Además, la mayoría defienden una belleza también natural, donde lo importante no es luchar contra los signos de envejecimiento sino disfrutar de una piel sana.

4. ¿Son marcas mucho más caras?

Rotundamente no. Por supuesto encontrarás marcas más caras y otras más econónomicas, pero en ningún caso verás que por el hecho de ser cosméticos de este tipo te sientas obligada a gastar más dinero. Todo lo contrario, verás que tu rutina diaria (tanto de cuidado de la piel como de automaquillaje) se simplifica utilizando menos productos y de mayor duración.

5. ¿Por dónde empiezo?

Si te ha enamorado este post: Slow Beauty: 5 aspectos que te enamorarán de esta filosofía; tanto como a mí la idea de empezar a cuidarte de una manera más consciente, te adelanto que empezar es más sencillo de lo que parece.

Por experiencia, te recomiendo lo siguiente:

  1. Termina lo que tienes: no te estreses cuando entres a tu baño. Seguro que hay más de lo que necesitas y que absolutamente TODO lleva plástico. Lo mejor que puedes hacer es darle uso y, una vez terminado, buscar la manera de reutilizarlo si es posible (hay algunos dosificadores, tarros, envases, … que pueden servirte para otras tareas del hogar. Piensa en ello y deja volar tu imaginación.)
  2. Empieza por una sola cosa: recuerdo qué fue lo primero que compré cuando descubrí el Slow Beauty. Unos bastoncillos de bambú. Los utilizo mucho en mis clases de automaquillaje. Su vida útil es de apenas unos segundos, pero el palito de plástico hace muchísimo daño si termina en el mar. A partir de ahí, probé con discos desmaquillantes de algodón reutilizables. Y en cuanto fui terminando mis cosméticos, probé algunos productos sólidos como champús y jabones. Poco a poco, disfrutando del proceso y sin agobios. 
  3. Busca tu momento y repítelo a diario: reserva unos minutos para ti. Háztelo fácil y no lo conviertas en una obligación más, si no en un pequeño gran placer. Enciende una vela, compra flores secas, ponte música relajante. Crea el ambiente adecuado para disfrutar del momento. Créeme que mejorará ya no solo tu imagen y tu autoestima sino tu estado de ánimo y bienestar.
Slow Beauty

Si quieres repasar todo lo aprendido hasta ahora en pocos minutos, te dejo un video donde además añado un regalo muy especial para ti: mi GUÍA SLOW BEAUTY, para acompañarte en tus comienzos y explicarte cuáles son mis marcas favoritas, cuál es mi rutina diaria de cuidado de la piel, cómo suelo maquillarme, …

Si te apetece pasar a la acción pero te gustaría practicar con nosotras, entonces lo mejor es que te apuntes a nuestro TALLER ONLINE SLOW BEAUTY. Realizaremos juntas el paso a paso de lo que será tu nueva rutina de cuidado personal. 

Para animarte a comenzar, comparto contigo mi kit básico de cuidado de la piel. Estoy convencida de que te gustará tanto como a mí, por su sencillez y por la sensación que deja en tu piel.

Déjame tus comentarios y no dudes en preguntarme todo lo que quieras. Me encantará compartir contigo cualquier información que pueda serte útil.

¡Cuídate mucho!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Necesitas Ayuda?Escribenos