Otros

El metalizado es tendencia. Conoce cómo incorporarlo en tu maquillaje.

El maquillaje totalmente mate pasó a la historia. La tendencia es lucir nuestra piel lo más jugosa posible y jugar con texturas y colores tanto en ojos como en labios.

Si todavía no te has atrevido a experimentar, aquí tendrás algunas ideas sobre cómo llevar tu maquillaje al siguiente nivel. Toma nota porque es más sencillo de lo que parece y el resultado te sorprenderá.

Piel iluminada y con un toque de sol

Photo by Candice Picard on Unsplash

¿Recuerdas aquellos maquillajes con la piel muy empolvada y sin ningún brillo?

El resultado era un look artificial, donde el rostro se veía apagado y la piel algo envejecida.

La tendencia ahora es aportarle luz y jugosidad, para conseguir un resultado más natural y juvenil.

Elige un rubor que encaje con tu tono de piel, colócalo en tus mejillas y termina tu maquillaje con dos productos que cambiarán por completo el resultado final: bronceador e iluminador. Tienes diferentes acabados y texturas a escoger (polvo o crema). 

Lo más importante a tener en cuenta es dónde colocar cada uno de ellos y respetar las dimensiones de tu rostro.

El iluminador te ayudará a realzar y destacar, colócalo por ejemplo en la zona alta del pómulo. 

El bronceador te dará ese toque de sol que a todos nos gusta tener, colócalo en frente, nariz, mejilla y cuello.

Si vas a casarte y tu mayor miedo es que tu piel brille en exceso por culpa del maquillaje, quédate tranquila. Hay técnicas y productos específicos para conseguir que te sientas cómoda y que te veas genial en tus fotos. Te adelanto que la solución no está en colocar gran cantidad de polvos en el rostro y que un punto de luz en zonas concretas te va a favorecer muchísimo. De todas formas, lo más importante es que tú te veas bien. Unas semanas antes de tu boda podrás hacer una prueba con tu maquilladora y ver el resultado en tu piel.

Photo by Jordi Tudela. Make up by Gemma Lara Morell.

Sombras brillantes

Photo by yunona uritsky on Unsplash
Photo by yunona uritsky on Unsplash

Sin duda mi parte favorita del maquillaje: los ojos.

Deja volar tu imaginación. Elige las tonalidades que más te favorecen. Y  a continuación decide qué formato te encaja mejor a ti.

Encontrarás sombras en textura crema, polvo, pigmento puro, … Y los acabados pueden ser satinado, brillante, metalizado, …

Verás que en muchos casos el “efecto metalizado” no está en todo el ojo. En ocasiones, se aplica sólo en una zona concreta. El contraste entre dos sombras diferentes (una con brillo y la otra sin) queda espectacular. Las zonas más frecuentes donde verás más brillo son el lagrimal y la parte central del párpado móvil.

Deberás tener en cuenta algo importante: seleccionar la brocha correcta para aplicar la sombra. Si vas a utilizar sombras cremosas tu brocha seguramente será plana y con el pelo más duro. En cambio si vas a usar sombras en polvo tendrás varias opciones a escoger en función de para qué la necesites (difuminar, maquillar el párpado, aplicar en el lagrimal,…)

Si quieres empezar pero te sientes perdida, no te agobies. Con pocos productos puedes conseguir resultados alucinantes. 

Te recomiendo los tonos dorados, bronce y ocre. Son muy favorecedores y podrás combinarlos con sombras básicas (marrones y negras, por ejemplo). Y si quieres tener un buen surtido de brochas, no es necesario comprar demasiadas para hacer maquillajes muy completos. Además, si las cuidas pueden durarte muchos años.

Siéntete libre, el maquillaje es algo totalmente creativo, pero te dejo algunas recomendaciones que seguro te ayudarán a definir la intensidad de tu maquillaje. 

Si estás pensando en un look de día, opta por sombras perladas o satinadas. En cambio, si estás diseñando un look de noche, podrás elegir sombras metalizadas y con mucho brillo.

Quizá creas que estas recomendaciones son sólo para un maquillaje de invitada. Pero no, también son aplicables para un maquillaje de novia. Siguen siendo tendencia los ojos ahumados en novias, sobretodo en tonos marrones con mucha luz (nada de sombras mate).

Labios metalizados

Sí, yo también fui muy fan de los labiales mate y permanentes. Pero reconozco que muchos resecaban mis labios al cabo de las horas.

Te invito a probar las barras de labios metalizadas. No hace falta que empieces por colores muy extremados. Puedes optar por un tono rosado, rojizo o incluso ocre. También puedes mezclar el color con uno de tus pintalabios habitual para tener un resultado más suave y acostumbrarte al cambio. Un truco: busca un labial que sea como mínimo un tono por encima de tu propio color de labios y siempre acertarás.

Te recomiendo perfilar siempre los labios antes, tanto el contorno como el interior (así conseguirás que el labial que coloques encima dure mucho más). Busca una tonalidad que sea lo más parecida posible a tu labial. Conseguirás un labio mucho más definido.

Volviendo de nuevo a las novias, son tendencia los labios naturales, muy hidratados y con brillo. Es preferible que la novia retoque sus labios durante la fiesta si lo considera oportuno a que se vean agrietados por culpa de una barra de labios de larga duración. 

Se aceptan por supuesto otras opciones para novias más atrevidas, como los tonos rojos, morados o cereza. Ante todo, una mujer debe ser fiel a su esencia. De esta manera destacaremos mucho más nuestra sonrisa y captaremos todas las miradas hacia nuestros labios.

Voy a contarte algo que siempre explico a las novias cuando asisten a un taller conmigo. Hay un tratamiento que no puede faltar en su wishlist: un peeling para labios. No todo el mundo lo conoce, pero existe un exfoliante específico para la piel de los labios que te irá fenomenal para retirar de una forma suave y delicada esas pielecitas tan molestas que se hacen todavía más evidentes en cuanto te maquillas. Ahora que ya lo sabes, prohibido morder o estirar tus labios para arrancarlas bruscamente. ¿Trato hecho?

Photo by Apostolos Vamvouras on Unsplash

No olvides lo más importante

Photo by Annie Spratt on Unsplash

Las tendencias y las modas son pasajeras. Los productos y las posibilidades son infinitas. Pero lo que realmente importa y va a perdurar muchos años ERES TÚ.

Para realzar tu piel, tu mirada y tus labios lo primero que debes hacer es cuidarlos como se merecen. Te recomiendo que busques asesoramiento e inviertas unos minutos cada día en hacer tu rutina skincare. Es mucho más sencillo de lo que te imaginas y estoy convencida de que en cuanto veas los primeros resultados estarás motivada a seguir día tras día, semana tras semana.

Recuerda que para conseguir un resultado óptimo en tu maquillaje, es imprescindible que la piel esté cuidada. Así que ya tienes un motivo más para empezar hoy mismo a mimarte si hasta ahora no lo hacías.

Puedes contar con la parte del equipo CoweddingBCN especializada en belleza e imagen para ayudarte siempre que lo necesites.

Déjame en comentarios tu opinión sobre esta tendencia en maquillaje y cuéntame si la has puesto en práctica últimamente.

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Necesitas Ayuda?Escribenos